Lo que TÚ puedes hacer

Estas son las preguntas que te pedimos que contestes. Ya sabes, mándalas en el formato que prefieras a sp.debuggers@gmail.com antes del 1 de marzo. ¡Y anímate a grabar en audio tus propuestas! Y recuerda que entre todos los participantes sorteamos una edición del cuarto centenario del Quijote (pero tendrán más posibilidades los que nos envíen documentos sonoros 😉 ¡Anímate!).

1.- Siguiendo el modelo, continúa con la serie. No tienes que pensar demasiado, pon lo primero que se te pase por la cabeza.

  • Coge el balón a Pedro -> Cógele el balón
  • Manda el paquete a Alicante -> Mándalo a Alicante
  • Pide el mechero a María ->
  • Sal al paso de Miguel ->
  • Coloca el muñeco en la estantería ->

2.- Seguramente hayas dudado al contestar al cuarto apartado de la primera pregunta. En efecto, en castellano deberíamos construir la forma “salle” (al paso), pero la ortografía no permite colocar dos veces seguidas la grafía “l” en una misma palabra sin que se pronuncie [λ] (como en Cataluña, por ejemplo, en el sonido final de Sabadell) o [ʝ] (como en Madrid, por ejemplo, cuando pronuncian “la llave”), según la zona. Una pena. A continuación tienes algunas posibles soluciones a la pronunciación. Te pedimos que las ordenes según te gusten más o menos, siendo 1 tu favorita y desde ahí hasta la que no usarías jamás.

  • Sale al paso (pronunciado [‘sa.le], como en la palabra “vale”).
  • Salle al paso (pronunciado [‘sa.λe] o [‘sa.ʝe], como en la palabra “calle”).
  • Salele al paso (pronunciado [sa.’le.le], como en la palabra “pelele”).
  • Sálele al paso (pronunciado [‘sa.le.le], como en la palabra “pártele”).
  • Sadle al paso (pronunciado [‘sað.le], casi como en la palabra “puzle”).
  • Saile al paso (pronunciado [‘sai.le], como en la palabra “baile”).
  • Sarle al paso (pronunciado [‘sar.le], como en la palabra “chirle”).
  • Otras. Añade las que se te ocurran, si se te ocurren, e inclúyelas en tu orden.

3.- En español sí existe ese sonido de ele geminada (o alargada) en construcciones como “el lavavajillas” o “mal ligado”. Como ya habrás comprobado, somos capaces de pronunciarlo sin problema, pero la grafía nos imposibilita. Así que la pregunta es… ¿Cómo solucionamos esto? Tenemos un sonido que no podemos representar gráficamente. ¿Justificarías el uso de un guión o algún otro diacrítico que marcara esto? (Algo así como sal·le).

4.- Históricamente han ocurrido procesos de desambiguación para casos similares. Por ejemplo, muchas de las palabras que hoy escribimos con nuestra patria grafía “ñ” proceden de una doble “n” en latín (annus > año). De este modo, hoy diferenciamos las palabras o construcciones con doble “n” (perenne, con nata) de las que suenan como nuestra “ñ” (paño, rebaño). ¿Y si cambiamos la grafía de la “ll” española del mismo modo que cambiamos la de la “nn” latina? No sé, algo como l̰ o similar. De este modo, dejaríamos la doble ele para la pronunciación de este verbo inescribible. Además, ahora que la nueva ortografía de la Academia ha decidido que la elle no sea una letra de nuestro alfabeto, ¿crees que sería el momento de proceder con un cambio de este estilo?

Una respuesta a Lo que TÚ puedes hacer

  1. Li Chong dijo:

    Hola, llegué tarde. Pensaba en sal’le. No tengo argumentos para defenderlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s